Únete a nuestra comunidad y comparte tu pasión por las historias de época con nosotros.
Hemos actualizado el foro a la última versión, es posible que fallen algunas cosas que vamos a ir corrigiendo. Esta nueva versión está totalmente adaptada a los dispositivos móviles para adaptarnos a las nuevas tecnologías.

También se han añadido botones para compartir los temas en las redes sociales por lo que os animamos a compartirlos para dar a conocer el foro.

Como siempre cualquier idea o sugerencia será bien recibida.

Síguenos en Twitter @historiasdepoca para estar al tanto de todas las novedades.

Únete a nuestro canal de telegram para charlar sobre tus series y películas favoritas.
Comenta las todas esas Novelas de Época.
Avatar de Usuario
Por CHCH
#301194
Reabrimos este hilo, espacio dedicado para que podáis reseñar aquellos libros de los que se quiera dejar constancia tanto porque os gustanImagen o sean de interés, como para informar

de nuevos lanzamientos por parte de las editoriales o reediciones.

** Índice de libros **Imagen
Una mujer en la tormenta de Judith Merkle Riley (pág.1)
Y que se duerma el mar de Gustavo Martín Garzo (pág.1)
La pequeña Dorrit de Charles Dickens (pág.1)
El libro negro de Vasili Grossman e Ilyá Ehrenburg (pág.1)
Caballo de batalla de Michael Morpurgo (pág.1)
Final de partida en Cordoba de Mark Dewar (pág.2)
Perlas para un collar de Ángeles Irisarri y Toti Martínez de Lezea (pág.2)
Eitana, la esclava judía de Javier Arias Artacho (pág.2)
El ruido y la furia de William Faulkner (pág.2)
Los niños del agua de Charles Kingsley (pág.2)
El grillo en el hogar de Charles Dickens (pág.2)
La casa que amé de Tatiana de Rosnay (pág.2)
Tiempo de arena de Inma Chacón (pág.2)
La musa rebelde de Elizabeth Hickey (pág.2)
Encuentro en Sebastopol de Katharine McMahon (pág.2)
Un par de ojos azules de Tomas Hardy (pág.3)
El jinete de bronce de Paullina Simons (pág.3)
Un puente invisible de Julia Orringer (pág.3)
Arthur & George de Julian Barnes (pág.3)
El ocho de Katherine Neville (pág.3)
La esposa gentil de Lia Levi (pág.3)
La vendedora de huevos de Linda D. Cirino (pág.3)
El caso Jane Eyre de Jasper Fforde (pág.3)
Gemelas de Tessa de Loo (pág.3)
Lugares comunes de Christina Rossetti (pág.3)]
Lord John y un asunto privado de Diana Gabaldón (pág.4)
Trilogía En tierras lejanas de Sara Donati (pág.4)
El club de la orquídea de Ebony Clark (pág.4)
La doncella de Lady Astor de Rosina Harrison (pág.4)
El retrato de la señora Charbuque de Jefffrey Ford (pág.4)
Los crimenes del Big Ben de Y.S.Lee (pág.4)
La agencia: Una espía en casa de Y.S.Lee (pág.4)
El secreto de la Mona Lisa de Jeanne Kalogridis (pág.4)
Jonathan Strange y el señor Norrel de Susanna Clarke (pág.4)
La tía marquesa de Simonetta Angello Hornby (pág.4)
Roma de Steven Saylor (pág.4)
La virgen en el jardín de A.S.Byatt (pág.5)
La muerte llega a Pemberley de P.D.James (pág.5)
Reinas de España de María José Rubio (pág.5)
Ahogada en llamas de Jesus Ruiz Mantilla (pág.5)
Bajo la hiedra de Elsphet Cooper (pág.5)
El mundo en el que vivo de Hellen keller (pág.5)
La princesa de las pampas de Gabriela Margall (pág.5)
La maestra de la laguna de Gloria V.Casañas (pág.5)
Las flores de la guerra de Geling Yan (pág.5)
Sin alma de Gail Carriger (pág.5)
Westwood de Stella Gibbons (pág.6)
Entre tonos de gris de Ruta Sepatys (pág.6)
Un momento para silbar de Iván Doig (pág.6)
La juguetería errante de Edmun Crispin (pág.6)
Relatos de fantasmas de varias escritoras del siglo XX (pág.6)
Pabellón 11.El niño nazi de Piero Degli Antoni (pág.6)
Cuando leas esta carta Vicente Gramaje (pág.6)
Las rosas de Somerset de Leila Meacham (pág.6)
La hija de la bruja de Kathleen Kent (pág.6)
Si a los tres años no he vuelto de Ana R. Cañil (pág.6)
Cuando la tierra se vuelve de plata de Alison Wong (pág.6)
La bella bestia de Alberto Vazquez-Figueroa (pág.7)
Las tres heridas de Paloma Sánchez-Garnica (pág7.)
Detrás de la lluvia de Joaquín M. Barrero (pág.7)
Yo, mi, me, contigo.. de David Safier (pág.7)
Oscar Wilde y una muerte sin importancia de Gyles Brandreth (pág.7)
Oscar Wilde y el Club de la muerte de Gyles Brandreth (pág.7)
Oscar Wilde y la sonrisa del muerto de Gyles Brandreth (pág.7)
El legado del tiempo de Michael Cox (pág.7)
Un lugar en el que nunca he estado de Rosie Alison (pág.7)
Un amor prohibido de Sara Sheridan (pág.7)
Batallón de mujeres de Heinz G. Kinsalik (pág.7)
El asesino ciego de Margaret Atwood (pág.7)
El rapto de la bella durmiente de Anne Rice (pág.8)
El oscuro espejo de los días felices de Koen Karlen (pág.8)
El rumor del oleaje de Yukio Mishima (pág.8)
Cuando se abrió la puerta varios autores (pág.8)
Snobs de Julian Fellowes (pág.8)
El último en Mayfair de Teresa Rèvay(pág.8)
La viola de Tyneford House de Natasha Solomons (pág.8)
Llama a la comadrona de Jennifer Worth(pág.8)
El libro de la señorita Buncle de D. E. Stevenson (pág.8)
La señorita Dashwood de Aurora Elizabeth Taylor (pág.8)
Narrenturm de Andrzej Sapkowski (pág.8)
El gran día de la señorita Pettigrew de Winifred Watson (pág.8)
El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares de Ranson Riggs (pág.9)
La verdad de la señorita Harriet de Jane Harris (pág.9)
Estampas de caballeretes y de parejitas. Estampas de señoritas. de Dickens/Caswall (pág.9)
El fantasma de la Ópera de Christophe Gaultier (pág.9)
La casa y el cerebro Un relato victoriano de fantasmas de Edward Bulwert Lytton (pág.9)
Gente de Pemberley de Marie-Laure Sébire (pág.9)
La anciana señora Webster de Caroline Blackwood (pág.10)
Pandora de Henry James (pág.10)
Trilogía Victoriana de Félix J. Palma (pág.10)
En las afueras de Londres de Arthur Conan Doyle (pag.10)
Invierno en París de Imogen Robertson (pág.11)
Las nuevas aventuras de Hanchichi de Okamoto Kidó (pág.11)
El castillo de Lesley de Jane Austen (pág.11)
Contra la fuerza del viento de Victoria Álvarez (pag.11)
La rosa de medianoche de Lucinda Riley (pág.12)
Las páginas del mar de Sergio Martínez (pág.12)
Reinas malditas de Cristina Morató (pág.13)
Después de Auschwitz de Eva Schloss (pág.13)
Buenaventura de Toni Aparicio (pág.13)
El veneno de la tarántula de Saradindu Bandyopadhyay (pág.13)
Confesiones de una heredera de Belén Barroso (pág.13)
La música para Clara de Elizabeth Sabercaseaux (pág.14)
La Eva fantástica de J. A. Molina (pág.14)
El gran capitán de José Calvo Poyato (pág.14)
La música en el castillo del cielo de John Eliot Gardiner (pág.14)
Todo ese fuego de Ángeles Caso (pág.14)
El increíble viaje de Mary Bryant de Lesley Pearse (pág.15)


Avatar de Usuario
Por CHCH
#301199
ynosa escribió:
Imagen

Título: Una mujer en la tormenta (1989)-----------------Valoración:7,5

Título original: A Vision of Light

Autora: Judith Merkle Riley

Subgénero: Histórica/Romance.

Sinopsis:En el siglo xiv, Margaret, la joven esposa de un rico comerciante de Londres, dicta a un fraile, el hermano Gregory, el relato de las insólitas experiencias de su vida y de las aventuras que ha tenido que correr. Hija de una pobre familia campesina, a los catorce años se vio obligada a casarse con un viudo, adquirió habilidades de curandera, fue acusada de brujería y estuvo a punto de morir a manos de la Inquisición. Una mujer en la tormenta es una emocionante narración histórica y romántica que desemboca en un remanso de amor y de dicha. Una extraordinaria aventura narrada con el estilo y la gracia propios de esta gran autora.

Critica:No se trata de un hecho histórico, aunque toda la trama transcurre en la Inglaterra medieval, de la que describe la vida diaria, costumbres y ambientes de la época, por otro lado originales y raros en este tipo de libros, sin faltar esa dosis de oscurantismo de pócimas, alquimia y experiencias religiosas.

Tampoco es una novela de “amor y lujo”, pues la protagonista nace en el campo y vive en los ambientes humildes y de la incipiente burguesía, no encontraremos nobles ni caballeros ni guerreros ni cruzados, como no sea las relaciones de amo hacia sus inferiores, que también tienen su aquél.

De una forma u otra, la protagonista aúna en sus peripecias casi todas las situaciones y vivencias de los seres marginados en aquella época: las hijas humildes, las esposas maltratadas, las curanderas y comadronas, los feriantes, los reos de un sistema inquisitorio… Vive sin entender el sistema que intenta someterla, no se rebela contra él pero tampoco deja que la encierre en sus esquemas y le parece de lo más natural el querer dejar sus memorias a sus hijas o a las hijas de sus hijas, o a alguien que en algún momento pueda leerlas. Para eso necesita una pluma, un escribiente, fray Gregorio, uno de esos segundones que se empeña en tener un encuentro divino, a base de penitencias y sacrificios, y la antítesis de la protagonista, hombre, culto, supuestamente más libre pero igualmente preso de un destino, que aceptará por razones fundamentalmente económicas y gastronómicas el encargo de convertir esa vida insignificante en un libro.

El autor:Judith Merkle Riley es profesora de ciencias políticas en el Claremont Mckenna College de California.Sus obras : El jardín de la serpiente, En busca del León Verde, El oráculo de cristal, El diablo del agua, han cautivado a la crítica de todo el mundo y le han convertido en una de las autoras de novelas históricas con más éxito de la última década.


Avatar de Usuario
Por CHCH
#301200
ynosa escribió:
Imagen

Título: Y que se duerma el mar (2011)-------------------Valoración: ?

Autor: Gustavo Martín Garzo

Fecha de publicación:15/03/2012

Editorial: Lumen

Sinopsis: En esta novela Gustavo Martín Garzo vuelve al mundo bíblico y al retrato de María, la madre de Jesús. Conoceremos a María cuando aún es una chiquilla y juega con los demás niños del pueblo. Es una niña hermosa, pero su cuerpo tiene un defecto: le falta la mano derecha, y María esconde el muñón entre los pliegues de su túnica.
La acompañan en su juventud unas esclavas con las que María comparte los primeros misterios de la existencia y aprende a asumir que mucho de lo que la rodea procede de un mundo mágico que no tiene explicación racional. Un buen día la madre la acompaña hasta un pueblo cercano donde conocerá a José, un viudo que parece dispuesto a convertirla en esposa no obstante su defecto físico. Los dos tienen encuentros esporádicos y van conociéndose el uno al otro, y a cada encuentro crece el amor de José por esa muchacha que parece esconder algo mágico en su interior. En efecto, así es: sin que María misma entienda bien lo que le sucede, entre las ramas de una encina un buen día siente que algo extraordinario va a cambiar su vida, y pronto sabremos que un ser nuevo la habita y que ese «milagro» va a marcar su vida.

El autor:Gustavo Martín Garzo es psicólogo de profesión, cuando recibió en 1994 el Premio Nacional de Narrativa por su novela "El lenguaje de las fuentes", ya gozaba de prestigio en los ambientes profesionales gracias a sus tres novelas anteriores, pero también debido a sus críticas literarias y a su vinculación con la revista "Un ángel más". Sin embargo, Martín Garzo se volvió un autor popular en 1999, tras la obtención del Premio Nadal por "Las historias de Marta y Fernando". Nacido en 1948 en Valladolid, su formación católica familiar le proporcionó un conocimiento de la simbología religiosa que él ha convertido en material literario. El escenario privilegiado de Martín Garzo es Valladolid, de donde no se ha movido nunca. En casi todas su tramas "realistas" aparece un mundo rural repleto de magia, iniciaciones y personajes casi arquetípicos, residuo de la infancia del propio autor.
Otras obras son : Todas las madres del mundo, La carta cerrada, El jardín dorado,
El cuarto de al lado, La calle del paraíso, Mi querida Eva, Dulcinea y el caballero dormido, Los amores imprudentes, El libro de los encargos


Avatar de Usuario
Por CHCH
#301201
fornier escribió:Os dejo una nueva traducción que ha sacado Alba Editorial de "Little Dorrit" de Dickens.

Imagen

La pequeña Dorrit
Dickens, Charles

Colección: Clásica Maior
Traducción: Carmen Francí e Ismael Attrache
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 952

Coincidiendo con el bicentenario del nacimiento de Charles Dicken el 7 de febrero de 2012, Alba publica una nueva traducción de La pequeña Dorrit (1855-1857) a cargo de Carmen Francí e Ismael Attrache y en edición de lujo. Esta es, sin lugar a dudas, una de las mejores novelas de Dickens. Un compendio monumental de su destreza narrativa, de su ingenio cómico y de su talento inigualable para crear ambientes y personajes.

La pequeña Dorrit (en inglés original, Little Dorrit) es una novela por entregas escrita por Charles Dickens, publicada por primera vez por entregas de 1855 a 1857. La obra es una sátira oscura y directa sobre la incompetencia del gobierno de la época y la hipocresía de la sociedad victoriana.

Buena parte de las críticas de Dickens se centran en las prisiones de deudores de la época, prisiones en las que los deudores eran encarcelados, sin posibilidad de trabajar, hasta que de algún modo pagaban sus deudas; en muchos casos, el deudor podía pasar décadas en prisión antes de ser amnistiado ante la evidencia de ser incapaz de pagar, o moría en prisión olvidado por todos. Para criticar esta situación, Dickens sitúa buena parte de la trama en la prisión de deudores de Marshalsea, en la margen derecha del río Támesis a su paso por Londres, que es descrita con gran viveza sobre todo porque el propio padre del autor fue encarcelado en ella.

Buena parte del resto de las críticas que Dickens realiza en la obra se centran en los problemas sociales de su tiempo: la industrialización y la seguridad de los trabajadores; la incompetente e innecesaria burocracia de la Hacienda británica, para la cual crea el ficticio "Departamento del Circunloquio", cuya principal misión es "cómo no hacer nada", ni dejar hacerlo; la incapacidad de la sociedad británica para reconocer el talento individual; y el desprecio de las clases altas hacia las bajas y la falta de cualquier intento de acercamiento hacia ellas.


Avatar de Usuario
Por CHCH
#301202
ynosa escribió:
Imagen

Título: El libro negro ------------------------- Valoración: ?

Autor:Vasili Grossman e Ilyá Ehrenburg ( traducción de Jorge Ferrer )

Editorial: Galaxia Gutemberg

Genero: Historico

Sinopsis: El caso es que en estas 1.200 páginas encontrareis tres categorías de textos. La primera agrupa cartas, diarios, transcripción de relatos y testimonios, a menudo oculares, de las víctimas, no todas supervivientes. La segunda corresponde a crónicas servidas por la pluma de autores soviéticos a partir de declaraciones y escritos, siguiendo fielmente la documentación de que disponían, manteniendo entrevistas y viajando a los lugares de referencia. La tercera contiene las confesiones prestadas por los ejecutores directos y los instigadores de los crímenes durante el proceso de investigación oficial. Entretanto, centenares de historias, algunas de ellas convertidas ya en emblema, como las masacres de Babii Yar, Auschwitz o Treblinka o los levantamientos de Vilnius y Sobibor.

Comentarios: El libro negro estuvo auspiciado por el Comité Judío Antifascista, creado tras la invasión de Rusia por los alemanes en 1941, cuando Stalin ansiaba ganarse el apoyo internacional judío que había perdido con la invasión conjunta de Polonia por Alemania y la URSS, a raíz del Pacto Ribbentrop-Mólotov. La prohibición de que se publicara esta acta de la brutalidad no fue más que el preludio a la ejecución de varios miembros del comité. La ola de antisemitismo que atravesó Rusia tendría uno de sus máximos exponentes en el llamado "Complot de los médicos", en virtud del cual se acusaba a doctores judíos de haber intentado envenenar a los dirigentes del Kremlin. En este sentido, Grossman fue más lejos que Solzhenitsin, al dejar al descubierto no sólo la corrupción del marxismo-leninismo, sino también el espíritu xenófobo imperante en Rusia. Si bien el autor de El archipiélago Gulag reconoce la existencia de pogromos en Ucrania, por ejemplo, negó que en Rusia hubiese un sentimiento racista.

A continuación dejo un fragmento del libro. Son unos párrafos que se deben a un judío, oficial del Ejército Rojo, que volvió a su pueblo para encontrarlo arrasado y conocer las circunstancias de la muerte de sus padres y su hermana

[spoiler]
Bráilov, mi patria chica (fragmento de El libro negro)


(…)

Una gélida noche de febrero los hombres de la Gestapo y los policías rodearon Bráilov. La masacre comenzó antes del alba. Según uno de los policías al que interrogué personalmente, apenas se trataba de la primera Aktion. Cada uno de los agentes recibió la orden de desalojar dos o tres apartamentos habitados por judíos y conducirlos hasta el punto de reunión establecido en la Plaza del mercado de Bráilov. En caso de encontrarse con alguien que no fuera capaz de andar por su cuenta o que se negara a hacerlo, debían matarlo allí mismo, si bien cuidándose de no hacer mucho ruido. Las armas a utilizar eran las bayonetas, las culatas de los fusiles y los puñales.

Los culatazos dados a la puerta de casa despertaron a mi padre a las seis de la mañana. Dos policías irrumpieron de pronto en la habitación.

―¡Todos fuera! ¡A la plaza! ¡Deprisa!

―Mi mujer está enferma ―explicó mi padre―. No puede levantarse de la cama.

―Ya decidiremos nosotros quién puede o no puede levantarse ―replicó uno de los policías.

Mi padre fue sacado de casa a culatazos. Mientras mi hermana Roza se vestía apresuradamente alcanzó a ver que uno de los policías avanzaba hacia mi madre empuñando un puñal. Mi hermana hizo ademán de correr en socorro de nuestra madre, pero una lluvia de culatazos cayó sobre su cabeza y la empujó hacia la calle descalza y a medio vestir. Roza cayó al suelo; mi padre consiguió levantarla a duras penas y la ayudó a llegar hasta el punto de reunión, ubicado frente a la iglesia que se alza en la Plaza del mercado.

Era hacia allí que conducían a los judíos de Bráilov. Mas no a todos. A muchos los mataron en sus propias casas, como a mi madre. La familia Bakaléinik tampoco llegó al punto de reunión. Un policía los asesinó a todos con una sola ráfaga de ametralladora. Los obligó a formar una hilera frente a la casa, los hizo caer a todos, y así ganó una apuesta que había hecho con otro policía.

Después de hora y media verificando sus listas, los alemanes anunciaron que trescientas personas permanecerían en la ciudad ―fundamentalmente, sastres, zapateros, palafreneros y sus familias― para brindar servicio al ejército alemán, mientras que los demás serían fusilados. La enorme procesión de los condenados se puso en camino severamente guardada por los convoyes que la acompañaban. A mi padre y a mi hermana les tocó marchar a la cabeza de la columna. Los seguía Oskar Shmarián, un joven de dieciséis años, pariente nuestro, que había venido desde Kiev a pasar las vacaciones en Bráilov. Cuando llegó a la altura de la farmacia, la columna se detuvo de pronto. El jefe de la policía recordó que había olvidado convocar a Iosif Shwartz, quien vivía a las afueras de Bráilov, junto al cementerio ortodoxo. Enviaron a un policía a buscarlo. Apenas unos minutos más tarde llegaron Schwartz y su mujer. Les correspondió a ellos encabezar la fúnebre marcha durante aquel último tramo.

La multitud avanzaba en silencio. Todos iban concentrados en sus propios pensamientos, observaban por última vez el paisaje natal, se despedían de él, decían adiós a la vida. Y de pronto se escuchó una canción alzándose sobre la columna. Una voz joven y aguda entonó una canción sobre las bondades de la patria, la vastedad de sus tierras, la belleza de sus bosques, sus ríos y sus mares, la pureza de su aire tan grato a los pulmones. Era mi hermana Roza quien cantaba.

He interrogado a muchos testigos y verificado una y otra vez que todo sucedió así en realidad. Mis pesquisas, profundas y escrupulosas, me han permitido establecer que la escena fue tal y como aquí la describo. Antes mi hermana nunca había dado muestras de que le gustara cantar. Aquella horrible mañana había pasado dos horas descalza y a medio vestir bajo un frío inclemente. En aquella etapa de la marcha sus pies estaban helados. Me pregunto qué la movió a cantar. Y, sobre todo, de dónde extrajo las fuerzas para realizar aquel último acto de veras heroico.

Un policía le ordenó callar, pero mi hermana continuó cantando como si no lo hubiera escuchado. Se escucharon dos disparos. Mi padre levantó del suelo el cadáver de su única hija y llevó aquella preciosa y sagrada carga durante el kilómetro y medio que aún le quedaba por recorrer hasta el lugar de la ejecución.

Cuando la columna de condenados llegó a la fosa abierta, se le ordenó al primer grupo que se desvistiera y colocara la ropa en el lugar señalado para ello. Después, se les ordenó tumbarse en el fondo de la fosa. Mi padre colocó con cuidado el cuerpo de mi hermana en la fosa y comenzó a desvestirse. Una docena de carretas llegaron desde el pueblo para transportar la ropa a los almacenes de la policía. En ese instante se produjo un incidente junto a la fosa. La joven Liza Perkel se negó a desvestirse y exigió que la fusilaran vestida. Los verdugos se abalanzaron sobre ella: le propinaron culatazos, hincaron las bayonetas en su cuerpo. Liza consiguió agarrar del cuello a un hombre de la Gestapo y cuando este intentó apartarla le clavó los dientes en una mano. El alemán pegó un grito y sus compinches acudieron a socorrerlo. Eran numerosos y todos estaban armados hasta los dientes, pero la joven no se rindió.

Al intentar arrancarle el vestido, los verdugos la echaron a tierra. Por un instante, Liza consiguió liberar una pierna y pegó una patada en la cara con todas sus fuerzas a otro hombre de la Gestapo. Entonces el comandante Kraft decidió poner «orden» en persona: se acercó mientras repartía órdenes. Liza se levantó del suelo a duras penas. Le sangraba la boca; su vestido estaba hecho jirones. Haciendo gala de un increíble aplomo, esperó a que el comandante llegara ante ella y le lanzó un escupitajo a la cara.

Se escucharon varios disparos. Liza Perkel murió de pie. Esperó la muerte luchando. ¿Qué resistencia podía ofrecer una joven desarmada a toda una multitud de verdugos? ¡Y aun así los alemanes no consiguieron doblegarla! [Pudo cumplir su último deseo: los alemanes fueron incapaces de someterla. Podían matarla ―armas les sobraban para hacerlo―, pero doblegar su voluntad, hacerla renunciar a su dignidad y privarla de su honor era algo que no estaba en sus manos hacer.]

Mi padre decidió aprovechar el momento de distracción del comandante, los policías y los hombres de la Gestapo y al percatarse de la presencia allí de una campesina a la que había curado alguna vez, le dijo en un susurro: «Gorpina, esconda a este niño» y empujó a Oskar Shmarián hacia el montón de ropa. La campesina lo cubrió rápidamente con un abrigo y lo cargó en una de las carretas en las que se llevaban la ropa. El niño permaneció unos quince minutos oculto bajo la maraña de abrigos hasta que la carreta se puso en marcha alejándose del lugar de la ejecución. La campesina escondió al niño durante unos días y lo proveyó de ropa. Muy pronto Oskar se enroló en un destacamento de partisanos. Oskar vive aún y fue de sus labios que escuché los pormenores de la muerte de mi familia: llegó a ver el instante en que murió mi padre. En el último instante de su vida, mi padre consiguió hacer lo que creyó justo y necesario: salvó a un vengador más, a un joven que luchó implacablemente para salvar a nuestro pueblo del fascismo.

(…)[/spoiler]


Avatar de Usuario
Por CHCH
#301203
salon de lectura escribió:Hola a todos :smile:

Vengo a dejar una reseña de un libro impactante y maravilloso que está ahora en alza por su adaptación a la gran pantalla:
"Caballo de batalla"



Imagen
SINOPSIS
“Una historia universal cuyo corazón y mensaje llegará a todos”, Steven Spielberg
Cuando, al estallar la primera guerra mundial, el padre de Albert vende el caballo del muchacho, Joey, al ejército británico, el chico
promete ir al frente y recuperarlo. En medio de la batalla, el ruido ensordecedor de los disparos, los compañeros que perecen en el camino y las penurias de los que sobreviven, Joey se preguntará si esa guerra atroz e inclemente finalizará alguna vez.
Y si es así, ¿se reencontrará con Albert?
http://www.casadellibro.com/libro-cabal ... 61/1839713

Michael Morpurgo es un conocido novelista inglés, autor de numerosos libros para niños y ganador de varios galardones. Durante 2003 desempeña el cargode “Children’s laureate” el poeta laureado de los niños. Es autor de El reino de Kensuke que en 2000 ganó The Children’s Book Award.
http://www.rbalibros.com/michael-morpur ... 13-es.html


  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 15

hola estimados todos: consulta ¿estan subiendo pelis para que podamos descargar o ver online? recuerdo la maravillosa cantidad de archivos que tenian....ojala se haya vuelto a esos tiempos. muchos saludos Lamentablemente hace años que tuvimos que retirar las descargas pero te animo a participar en el foro comentando tus series y películas favoritas.

Novedades en el foro - Nueva etapa

Nuevo sistema para subir imagenes Se ha añadido un nuevo sistema para subir imágenes al crear / editar un mensaje. En la parte inferior pulsamos "Subir una imagen", "Seleccione la imagen" y elegimos la imagen que queremos añadir en nuestro post desde nuestro ordenador. https://i.imgur.com/l7p3Owy.png Nos aparecerá un botón "Subir imagen ahora&[…]

Vita and Virginia (2018)

Movida al subforo correspondiente. Os dejo el tráiler en versión original, no lo he encontrado subtitulado. https://www.youtube.com/watch?v=W4Db1BHPXDY

Mary Queen of Scots (2018)

La muevo a su subforo correspondiente. Os dejo el tráiler subtitulado en castellano, tiene buena pinta. También es verdad que Maria Estuardo me parece uno de los personajes más interesantes de la historia así que cualquier cosa que hagan sobre ella es más que bienvenido jajaja. https://www.youtube.com/watch?v=z70O8bzrBN4