Únete a nuestra comunidad y comparte tu pasión por las historias de época con nosotros.
Hemos actualizado el foro a la última versión, es posible que fallen algunas cosas que vamos a ir corrigiendo. Esta nueva versión está totalmente adaptada a los dispositivos móviles para adaptarnos a las nuevas tecnologías.

También se han añadido botones para compartir los temas en las redes sociales por lo que os animamos a compartirlos para dar a conocer el foro.

Como siempre cualquier idea o sugerencia será bien recibida.

Síguenos en Twitter @historiasdepoca para estar al tanto de todas las novedades.

Únete a nuestro canal de telegram para charlar sobre tus series y películas favoritas.
Charla de lo que te apetezca, cualquier tema tiene cabida aquí.
Avatar de Usuario
Por karah
#356
Nada, me gustaría saber si es un formato usado y que guste, porque a mí particularmente no me hace mucha gracia, pero sí que es cierto que es barato como él solo y que se pueden encontrar libros fácilmente que en las librerías puede estar más complicado.

Pero a pesar de esas ventajas, no me hago a estar con la vista clavada en el ordenador leyendo, me parece incómodo, y además me encanta la sensación de tener el libro en las manos y poder "manosearlo". Soy muy de la vieja usanza para esto.

Lo cierto es que no me he leído nunca un libro completo por este sistema. Acabo hartándome y yendo a comprarlo si es que me gusta como se va desarrollando.

Ya me diréis ;)


Este tema tiene 168 respuestas
Usted debe ser un miembro registrado y conectado para ver las respuestas de este tema.
Escuela de teatro

Desde que mi hijo está asistiendo a la escuela de teatro en madrid le he visto un gran avance en su autoestima y en su conducta ya que además de aprender esta disciplina, la escuela le que ofrece salidas a distintos teatros de la ciudad, jornadas de juegos teatrales para todos los niveles y una cartelera de descuentos para los espectáculos. Esto hace que aparte de ser la escuela un lugar de estudio y […]

Todo sobre esta adaptación me ha parecido extraordinario!

Carlo Ginzburg

Buen Post!