Únete a nuestra comunidad y comparte tu pasión por las historias de época con nosotros.
Hemos actualizado el foro a la última versión, es posible que fallen algunas cosas que vamos a ir corrigiendo. Esta nueva versión está totalmente adaptada a los dispositivos móviles para adaptarnos a las nuevas tecnologías.

También se han añadido botones para compartir los temas en las redes sociales por lo que os animamos a compartirlos para dar a conocer el foro.

Como siempre cualquier idea o sugerencia será bien recibida.

Síguenos en Twitter @historiasdepoca para estar al tanto de todas las novedades.

Únete a nuestro canal de telegram para charlar sobre tus series y películas favoritas.
Autores del Siglo XIX
Avatar de Usuario
Por lancelot
#11568
[align=center]Émile Zola (1840-1902)[/align]

[align=center]Imagen[/align]

Nació en París en abril de 1840. A los tres años se trasladó con su familia a Aix-en-Provence y cuatro años más tarde la muerte de su padre deja a la familia en una precaria situación económica. En el colegio Bourbon, en donde estudia con una beca, conocerá a Paul Cezanne y Baptistin Baille, con quienes mantendrá una fuerte amistad. En 1858 regresa a París, si bien la situación económica familiar no mejorará. Tras dos intentos por aprobar el bachillerato abandona los estudios y en 1862 entra a trabajar en la editorial Hachette, especializada en libros de enseñanza y divulgación científica, en donde llegará a ser jefe de publicidad. Allí se rodea de un ambiente liberal, anticlerical y positivista que influirá grandemente en sus escritos. Por entonces conoce a la que será su esposa, Alexandrine Meley.
Tras publicar diversos artículos en la prensa, en 1864 sale a la luz Cuentos para Ninon, su primera obra narrativa, y al año siguiente su primera novela, La confesión de Claude. Su buena acogida le mueve a abandonar su trabajo en Hachette y centrarse en su tarea como escritor.
Hombre de su tiempo, entabla relación con Manet y los impresionistas Monet, Pisarro, Sisley, Renoir y Fantin-Latour, a los que defenderá a capa y espada. Asimismo, su admiración por Balzac y Flaubert le lleva a buscar una forma de hacer literatura en la que la realidad se muestra tal y como es, sin idealizarla ni juzgarla o interpretarla, y en la que, inspirado en los principios de la ciencia moderna, considera de gran importancia al medio ambiente y herencia genética como condicionantes del comportamiento de los personajes. Bajo estos presupuestos nacerá su primera novela “naturalista”, Thérèse Raquin (1867).
Inspirándose en La comedia humana de Balzac, comienza a escribir su monumental obra Los Rougon-Macquart, historia natural y social de una familia bajo el Segundo Imperio. En ella trata de demostrar cómo por las leyes de la herencia los distintos componentes de una familia, aunque aparentemente sean muy diferentes, en el fondo están marcados por unas características –tanto físicas como psicológicas y espirituales- que no pueden soslayar. La primera novela de esta gran serie, La fortuna de los Rougon, vio la luz pública en 1871, debiendo esperar hasta 1893 para ver cómo El doctor Pascal la terminaba. En total, veinte obras que se pueden leer de modo independiente y que causaron gran escándalo y mucho éxito. Su fama se va extendiendo, llegando a colaborar incluso con periódicos rusos.
En 1870 se casa con Alexandrine y se traslada a Marsella, desde donde pasará a Burdeos y de allí a París. Con el dinero que iba ganando compró una casa en Médan, en las cercanías de París, en donde reunirá en torno a sí a un nutrido grupo de escritores –Maupassant, Huysmans, Céard, Hennique y Alexis-, que publicarán conjuntamente en 1880 Las veladas de Médan. Ese mismo año publica una colección de artículos sobre el naturalismo, La novela experimental. Pronto dejará sus colaboraciones en la prensa para dedicarse por completo a los Rougon-Macquart.
De su relación con Jeanne Rozerot, costurera de su esposa, nacerán dos hijos. Pese a todo, su mujer nunca lo abandonará.
Un total de diecinueve veces se presentó candidato a la Academia francesa, pero nunca fue admitido. En cambio, en 1893 sería nombrado oficial de la Legión de Honor.
En 1894 publica la primera novela de una nueva serie, en esta ocasión con el tema de la ciudad como centro: Lourdes. Le seguirán Roma (1896) y París (1897). Y en 1899 inicia otra, Los cuatro evangelios, integrada por Fecundidad, Trabajo (1901), Verdad (póstuma, 1903) y Justicia (inconclusa). Como ya había ocurrido con Los Rougon-Macquart, estas obras desataron la ira de los críticos y algunas llegaron a prohibirse.
También por esta época interviene en el famosísimo caso Dreyfus, capitán acusado de espionaje y condenado mediante pruebas falsas. Con su Yo acuso, carta al presidente de la República, Zola se puso de parte del acusado y denunciaba al Estado Mayor del Ejército por corrupción. El propio Zola será condenado a un año de prisión y al pago de una cuantiosa suma de dinero como multa. Huirá a Inglaterra, y allí permanece hasta que se revisa el juicio en 1899.
Falleció en septiembre de 1902 en extrañas circunstancias –asfixia por emanaciones de óxido de carbono de la chimenea de su casa de Médan-, y aunque no era académico, en 1908 sus restos fueron trasladados al Panteón de hombres ilustres.


Contiene:
Thérèse Raquin
La fortuna de los Rougon
La jauría
La taberna
Una página de amor
El paraiso de las damas
Germinal
El sueño
Las veladas de Médan

Émile Zola, de Guy de Maupassant
Árbol genealógico de los Rougon-Macquart
Artículo sobre los Rougon-Macquart (inglés)

Por una Noche de Amor
Simplicio
Viaje Circular

Yo acuso


Este tema tiene 10 respuestas
Usted debe ser un miembro registrado y conectado para ver las respuestas de este tema.

Durante dos décadas ha habido varios senderos para mejorar la salud de los pacientes con ciertas enfermedades pero sin éxito potencial. Algunas compañías farmacéuticas solo pueden producir medicamentos sostenibles que pueden reducir dolores, ataques o hacer que los pacientes se sientan mejor que antes. Los medicamentos aprobados científicamente se anunciaron en platafor[…]

I am Dina (2002)

Alguien me la puede pasar?

Totalmente de acuerdo, además creo que es un tema importante asegurarse de tener un certificado de autenticidad cuando tenemos algo valioso como una obra de arte, un autógrafo etc... Yo también uso https://certificadoautenticidad.com/ cuando necesito información sobre este tipo de certificados o información.