Únete a nuestra comunidad y comparte tu pasión por las historias de época con nosotros.
Hemos actualizado el foro a la última versión, es posible que fallen algunas cosas que vamos a ir corrigiendo. Esta nueva versión está totalmente adaptada a los dispositivos móviles para adaptarnos a las nuevas tecnologías.

También se han añadido botones para compartir los temas en las redes sociales por lo que os animamos a compartirlos para dar a conocer el foro.

Como siempre cualquier idea o sugerencia será bien recibida.

Síguenos en Twitter @historiasdepoca para estar al tanto de todas las novedades.

Únete a nuestro canal de telegram para charlar sobre tus series y películas favoritas.
Autores del Siglo XIX
Avatar de Usuario
Por Oli
#37774
O. HENRY

Imagen

O. Henry era el seudónimo del escritor, periodista, farmacéutico y cuentista estadounidense William Sydney Porter (11 de septiembre de 1862 – 5 de junio de 1910). Se le considera uno de los maestros del relato breve, su admirable tratamiento de los finales narrativos sorpresivos popularizó en lengua inglesa la expresión “un final a lo O. Henry" . Junto a E. A. Poe, B. Harte y M. Twain se considera fundador de la proverbial short story norteamericana.

William era un gran lector y alumno estudioso, que se graduó en la escuela elemental en 1876. Más tarde se matriculó en el Instituto Calle Linsey. En 1879 empezó a trabajar como contable en la farmacia de un tío suyo y en 1881, a los 19 años, obtuvo el título de farmacéutico.

Posteriormente, en 1884, se trasladó a la ciudad de Austin, donde residió en casa de un amigo durante tres años. Uno de los habitantes de esa vivienda era un gato llamado Henry, y de la expresión “¡Oh, Henry!” surgió el seudónimo que inmortalizaría al futuro narrador.

En 1896 recibió una citación para presentarse ante un tribunal por el hurto de una pequeña suma de un banco de Austin en el que había estado empleado. Con toda seguridad, hubiera sido absuelto fácilmente de la acusación (por estar el banco muy mal administrado) si hubiere regresado a Austin; pero, presa de pánico, huyó a Honduras, donde permaneció hasta que en 1898 se enteró de que su mujer había enfermado; volvió y fue condenado a cinco años de prisión en la penitenciaría federal de Columbus (Ohio), condena reducida después a tres años y tres meses por su buena conducta.

En 1901, cambió definitivamente su nombre, William Sydney Porter, por el de O. Henry, acaso con la intención de borrar las sombras de su pasado. Se trasladó ese mismo año a Nueva York en donde vivió hasta su muerte.

En Nueva York, la ciudad que el escritor amaba y escenario de muchas de sus narraciones, O. Henry obtuvo el reconocimiento por parte del público, aunque su relativa fama y su éxito literario nunca le brindaron un bienestar económico, en gran medida debido a su proverbial afición a la bebida. En efecto, existe una anécdota que dice que su relato más famoso, "El regalo de los Reyes Magos" (considerado por los críticos como uno de los mejores), fue escrito bajo la presión de un plazo de entrega, en tan solo tres horas y acompañado de una botella entera de whisky.

Ni el éxito que obtuvo rápidamente con sus relatos cortos (o tal vez precisamente por esto último) impidieron que cayese en el alcoholismo. Su 2° esposa lo abandonó en 1909. O. Henry, uno de los más grandes maestros del relato corto, murió un 5 de junio de 1910 a causa de una cirrosis hepática. Al momento de su fallecimiento todo lo que traía en sus bolsillos eran veintitrés centavos de dólar.

CUENTOS:
Después de 20 años
El alegre mes de mayo
El guardia y la antífona
El péndulo
El regalo de los Reyes Magos
El sueño
El teatro es la vida
La última hoja
La habitación amueblada
La venganza de Cisco Kid
La voz de la ciudad
Los caprichos de la suerte
Memorias de un perro amarillo
Mientras el auto espera
Pasajeros en Arcadia
Primavera a la carta
Tragedia en Harlem
Un amante tacaño
Un hombre de ciudad
Un sacrificio por amor


Vocación mesiánica
El tiro por la culata
El perfil encantado
Una Navidad en el empalme
La cuadratura del círculo
Desde el pescante del cochero
Best- seller


Este tema tiene 1 respuesta
Usted debe ser un miembro registrado y conectado para ver las respuestas de este tema.

Durante dos décadas ha habido varios senderos para mejorar la salud de los pacientes con ciertas enfermedades pero sin éxito potencial. Algunas compañías farmacéuticas solo pueden producir medicamentos sostenibles que pueden reducir dolores, ataques o hacer que los pacientes se sientan mejor que antes. Los medicamentos aprobados científicamente se anunciaron en platafor[…]

I am Dina (2002)

Alguien me la puede pasar?

Totalmente de acuerdo, además creo que es un tema importante asegurarse de tener un certificado de autenticidad cuando tenemos algo valioso como una obra de arte, un autógrafo etc... Yo también uso https://certificadoautenticidad.com/ cuando necesito información sobre este tipo de certificados o información.