Únete a nuestra comunidad y comparte tu pasión por las historias de época con nosotros.
Hemos actualizado el foro a la última versión, es posible que fallen algunas cosas que vamos a ir corrigiendo. Esta nueva versión está totalmente adaptada a los dispositivos móviles para adaptarnos a las nuevas tecnologías.

También se han añadido botones para compartir los temas en las redes sociales por lo que os animamos a compartirlos para dar a conocer el foro.

Como siempre cualquier idea o sugerencia será bien recibida.

Síguenos en Twitter @historiasdepoca para estar al tanto de todas las novedades.

Únete a nuestro canal de telegram para charlar sobre tus series y películas favoritas.
Autores del Siglo XIX
Avatar de Usuario
Por mrsdarcy
#1374
[align=center]Imagen[/align]

Fue uno de los más exitosos, prolíficos y respetados novelistas ingleses de la Época victoriana. Algunas de las obras más apreciadas de Trollope, conocidas como las Crónicas de Barsetshire o Las novelas de Barchester, giran en torno al condado imaginario de Barsetshire, pero también escribió penetrantes novelas sobre temas y conflictos políticos, sociales y sexuales de su época.

Novelista inglés, fino observador de los estratos altos de la sociedad de la época victoriana, que retrató en dos monumentales crónicas en forma de novelas, la serie Barchester y la Palliser. Nació en Londres, el 24 de abril de 1815, hijo de un magistrado y de la novelista y autora de libros de viajes Frances Trollope. Su periodo escolar en Harrow y Winchester fue interrumpido por las deudas de su padre, que le obligaron a él y a su familia a permanecer temporadas en Bélgica y en los Estados Unidos. Empezó a trabajar en Correos en 1834 y, en 1841, se trasladó a Irlanda, donde desempeñó tareas de supervisor postal, lo cual le permitió viajar por todo el país e, incluso, por apartados rincones del mundo. Tras retirarse en 1867, fue cofundador del St Paul's Magazine, revista en la que trabajó como editor hasta 1870. En sus viajes llegó hasta Australia, Nueva Zelanda y Suráfrica. Su primer libro fue la novela Los Macdermots de Ballycloran (1847). Los 59 trabajos que componen el resto de su producción, la mayoría novelas, incluyen libros de viajes y volúmenes de relatos cortos. Además, escribió para algunos de los periódicos más importantes de su época. Murió el 6 de diciembre de 1882, en Londres. Sus novelas más conocidas se encuentran agrupadas en dos series. La primera de ellas, conocida como el "ciclo de Barsetshire", incluye El vigilante (1855), Las torres de Barchester (1857), El doctor Thorne (1858), La casa rectoral de Framley (1861), La casita de Allington (1864) y La última crónica de Barset (1867). Situadas en Barsetshire, una curiosa región ficticia creada por el autor, estos libros están poblados por una pintoresca galería de clérigos y amables personajes del pueblo llano. En la segunda serie, la llamada "parlamentaria" o "novelas de Palliser", los personajes principales son políticos de distinto rango, y en ellas se tratan, sobre todo, temas de política. Entre las novelas parlamentarias se cuentan ¿La puedes olvidar? (1864), Phineas Finn (1869), Los diamantes de Eustace (1873), Phineas Redux (1874), El primer ministro (1876) y El hijo del duque (1880). También es bastante conocida su obra El mundo en que vivimos (1875), una novela que satiriza el declive de los valores éticos. Entre sus libros de viajes se encuentran Las Indias Occidentales (1859), Norteamérica (1862), Australia y Nueva Zelanda (1873) y Sudáfrica (1878). En 1883, después de su muerte, se publicó su autobiografía.

Trollope ha sido siempre un novelista popular. Han sido aficionados a sus novelas Sir Alec Guinness (quien nunca viajaba sin una novela de Trollope), el antiguo Primer Ministro británico Sir John Major, el economista John Kenneth Galbraith, la popular escritora norteamericana de misterio Sue Grafton y el escritor de culebrones Harding Lemay. La reputación literaria de Trollope decayó un tanto durante sus últimos años de vida, pero a partir de mediados del siglo XX recuperó el favor de la crítica. Ifor Evan señala que, durante los bombardeos sobre Inglaterra en la Segunda Guerra Mundial, las novelas de Trollope eran la lectura favorita de gran número de personas.


Después de su muerte, apareció su deliciosa Autobiografía (Autobiography). La pérdida de estima entre los críticos viene en parte de este volumen, en el que se vanagloriaba de trabajar con la regularidad de un buen funcionario y se refiere al arte de escribir novelas como si fuese algo tan sencillo como remendar zapatos. Ya durante su carrera literaria, los críticos le reprochaban su prodigiosa cantidad de obras (lo mismo hicieron respecto a su contemporáneo Charles Dickens, pero cuando Trollope reveló que en verdad seguía un esquema prefijado, confirmó sus peores temores. La Musa, desde su punto de vista, podía justificar tan amplia producción, pero nunca se ajustaría a un esquema prefijado. Es interesante constatar que nunca se ha criticado a Gustave Flaubert por ser tan diligente, aunque trabajaba sobre un esquema similar al de Trollope. Más aún, Trollope admitía que escribía por ganar dinero; al mismo tiempo, consideraba falso y tonto despreciar el dinero. La Musa, decían los críticos, nunca debe andar en busca de dinero.

Las novelas de Barchester se ambientan en una ciudad y sus pueblos circundantes a mediados de la época victoriana. Son novelas largas, parsimoniosas, que indagan detalladamente "las motivaciones, los dilemas y los errores que afectan a los personajes, todo ello elaborado en una disección que hoy en día resultaría impensable".

[align=center]ImagenImagen
Imagen[/align]

[align=center]ImagenImagen[/align]

[align=center]ImagenImagen[/align]



[align=center]Imagen[/align]


[align=center]Imagen[/align][align=center]Índice temático :this:[/align]
[align=center]Imagen[/align]


Este tema tiene 17 respuestas
Usted debe ser un miembro registrado y conectado para ver las respuestas de este tema.

Durante dos décadas ha habido varios senderos para mejorar la salud de los pacientes con ciertas enfermedades pero sin éxito potencial. Algunas compañías farmacéuticas solo pueden producir medicamentos sostenibles que pueden reducir dolores, ataques o hacer que los pacientes se sientan mejor que antes. Los medicamentos aprobados científicamente se anunciaron en platafor[…]

I am Dina (2002)

Alguien me la puede pasar?

Totalmente de acuerdo, además creo que es un tema importante asegurarse de tener un certificado de autenticidad cuando tenemos algo valioso como una obra de arte, un autógrafo etc... Yo también uso https://certificadoautenticidad.com/ cuando necesito información sobre este tipo de certificados o información.