Únete a nuestra comunidad y comparte tu pasión por las historias de época con nosotros.
Hemos actualizado el foro a la última versión, es posible que fallen algunas cosas que vamos a ir corrigiendo. Esta nueva versión está totalmente adaptada a los dispositivos móviles para adaptarnos a las nuevas tecnologías.

También se han añadido botones para compartir los temas en las redes sociales por lo que os animamos a compartirlos para dar a conocer el foro.

Como siempre cualquier idea o sugerencia será bien recibida.

Síguenos en Twitter @historiasdepoca para estar al tanto de todas las novedades.

Únete a nuestro canal de telegram para charlar sobre tus series y películas favoritas.
Autores que no sean del Siglo XIX
Avatar de Usuario
Por Nefertari
#311625
[align=center][mini]http://upload.wikimedia.org/wikipedia/c ... /Grimm.jpg[/mini][/align]

[align=justify]Los Hermanos Grimm es el nombre usado para referirse a los escritores Jacob Grimm (4 de enero de 1785, Hanau (Hesse, Alemania) - Berlín, 20 de septiembre de 1863) y Wilhelm Grimm (24 de febrero de 1786, Hanau - 16 de diciembre de 1859, Berlín). Fueron dos hermanos alemanes célebres por sus cuentos para niños y también por su Diccionario alemán, las Leyendas alemanas, la Gramática alemana, la Mitología alemana y los Cuentos de la infancia y del hogar (1812-1815), lo que les ha valido ser reconocidos como fundadores de la filología alemana. La ley de Grimm (1822) recibe su nombre de Jacob Grimm.

Jacob Grimm (1785-1863) y su hermano Wilhelm (1786-1859) nacieron en la localidad alemana de Hanau (en Hesse). Criados en el seno de una familia de la burguesía intelectual alemana, los tres hermanos Grimm (ya que fueron tres, en realidad; el tercero, Ludwig, fue pintor y grabador) no tardaron en hacerse notar por sus talentos: tenacidad, rigor y curiosidad en Jacob, dotes artísticas y urbanidad en Wilhelm.2 A los 20 años de edad, Jacob trabajaba como bibliotecario y Wilhelm como secretario de la biblioteca. Antes de llegar a los 30 años, habían logrado sobresalir gracias a sus publicaciones.

Fueron profesores universitarios en Kassel (1829 y 1839 respectivamente). Siendo profesores de la Universidad de Gotinga, los despidieron en 1837 por protestar contra el rey Ernesto Augusto I de Hannover. Al año siguiente fueron invitados por Federico Guillermo IV de Prusia a Berlín, donde ejercieron como profesores en la Universidad Humboldt.

Tras las Revoluciones de 1848, Jacob fue miembro del Parlamento de Fráncfort.

Entre sus primeras publicaciones figuran Edda, epopeya finlandesa del siglo XIII y diversos textos poéticos traducidos del alto alemán.

La labor de los hermanos Grimm no se limitó a recopilar historias, sino que se extendió también a la docencia y la investigación lingüística, especialmente de la gramática comparada y la lingüística histórica. Sus estudios de la lengua alemana son piezas importantes del posterior desarrollo del estudio lingüístico (como la Ley de Grimm), aunque sus teorías sobre el origen divino del lenguaje fueron rápidamente desechadas.3

Además de sus cuentos de hadas, los Grimm también son conocidos por su obra Deutsches Wörterbuch, un diccionario en 33 tomos con etimologías y ejemplos de uso del léxico alemán, que no fue concluido hasta 1960.

También publicaron una selección comentada de romances españoles titulada Silva de romances viejos.

Cuentos de Hadas

Las investigaciones eruditas realizadas por los hermanos Grimm tomaron otro cariz cuando Prusia fue invadida y ocupada por el ejército napoleónico. Los Discursos a la Nación alemana de Fichte (1810) reforzaron la corriente nacional y popular que fue la encargada de organizar la resistencia alemana. Se trata de entregarse a Alemania de cuerpo y alma. Dos amigos de Wilhelm, los románticos Clemens Brentano y Achim von Arnim,4 ponen manos a la obra y preparan la edición de una antología de poemas antiguos destinados a los niños: Des Knaben Wunderhorn (1806) [El cuerno maravilloso del muchacho]. Los hermanos Grimm se entusiasman. También ellos pueden ayudar a devolverle sus raíces a Alemania publicando los cuentos que han recopilado. Jacob y Wilhelm empezaron a recopilar y elaborar los cuentos de la tradición oral en el entorno burgués de Kassel, marcado por el carácter de los hugonotes. Fue justamente de una mujer proveniente de una familia de hugonotes de quien obtuvieron gran parte de las historias recogidas en su libro Kinder- und Hausmärchen (Cuentos para la infancia y el hogar),1 dos volúmenes publicados en 1812 y 1815. La colección fue ampliada en 1857 y se conoce popularmente como Cuentos de hadas de los hermanos Grimm. Su extraordinaria difusión ha contribuido decisivamente a divulgar cuentos como Blancanieves, La Cenicienta, Hänsel y Gretel, La Bella Durmiente, Elsa la lista, La fuente de las hadas, Juan sin miedo y Pulgarcito. Un aspecto controvertido de este éxito es que en muchos lugares su versión escrita ha desplazado casi por completo a las que seguían vivas en la tradición oral local.

Los textos se fueron adornando y, a veces, censurando de edición en edición debido a su extrema dureza. Los Grimm se defendían de las críticas argumentando que sus cuentos no estaban dirigidos a los niños. Pero, para satisfacer las exigencias del público burgués, tuvieron que cambiar varios detalles de los originales. Por ejemplo, la madre de Hansel y Gretel pasó a ser una madrastra, porque el hecho de abandonar a los niños en el bosque (cuyo significado simbólico no se reconoció) no coincidía con la imagen tradicional de la madre de la época. También hubo que cambiar o, mejor dicho, omitir alusiones sexuales explícitas.

Los autores recogieron algunos cuentos franceses gracias a Dorothea Viehmann y a las familias Hassenflug y Wild (una hija de los Wild se convertiría después en la esposa de Wilhelm). Pero para escribir un libro de cuentos verdaderamente alemán, aquellos cuentos que llegaron de Francia a los países de habla alemana, como El gato con botas o Barba Azul, tuvieron que eliminarse de las ediciones posteriores.

En 1812, los hermanos Grimm editaron el primer tomo de Cuentos para la infancia y el hogar, en el cual publicaban su recopilación de cuentos, al que siguió en 1814 su segundo tomo. Una tercera edición apareció en 1837 y la última edición supervisada por ellos, en 1857. Las primeras colecciones se vendieron modestamente en Alemania, al principio apenas unos cientos de ejemplares al año. Las primeras ediciones no estaban dirigidas a un público infantil; en un principio los hermanos Grimm rehusaron utilizar ilustraciones en sus libros y preferían las notas eruditas a pie de página, que ocupaban casi tanto espacio como los cuentos mismos. En sus inicios nunca se consideraron escritores para niños sino folcloristas patrióticos. Alemania en la época de los hermanos Grimm había sido invadida por los ejércitos de Napoleón, y el nuevo gobierno pretendía suprimir la cultura local del viejo régimen de feudos y principados de la Alemania de principios del siglo XIX.

Sería a partir de 1825 cuando alcanzarían mayores ventas, al conseguir la publicación de la Kleine Ausgabe (Pequeña Edición) de 50 relatos con ilustraciones fantásticas de su hermano Ludwig. Esta era una edición condensada destinada para lectores infantiles. Entre 1825 y 1858 se publicarían diez ediciones de esta Pequeña Edición.

A mediados del siglo XIX, en algunos sectores de América del Norte la colección de cuentos era condenada por maestros, padres de familia y figuras religiosas debido a su crudo e incivilizado contenido, ya que representaba la cultura medieval con todos sus rígidos prejuicios, crudeza y atrocidades. Los adultos ofendidos se oponían a los castigos impuestos a los villanos. Un ejemplo se puede ver en la versión original de Blancanieves, a la malvada madrastra se le obliga a bailar con unas zapatillas de hierro ardiente al rojo vivo hasta caer muerta. Los primeros libros ilustrados fueron hechos por los editores ingleses. Una vez que los hermanos Grimm descubrieron a su nuevo público infantil se dedicaron a refinar y suavizar sus cuentos.

Los 210 cuentos de la colección de los Grimm forman una antología de cuentos de hadas, fábulas, farsas rústicas y alegorías religiosas. Hasta ahora la colección ha sido traducida a más de 160 idiomas. Los cuentos y los personajes hoy en día son usados en el teatro, la ópera, las historietas, el cine, la pintura, la publicidad y la moda. Los ejemplares manuscritos de Cuentos para la infancia y el hogar propiedad de la biblioteca de la Universidad de Kassel fueron incluidos en el Programa Memoria del Mundo de la Unesco en 2005.5 Tras la Segunda Guerra Mundial y hasta 1948 estuvo prohibida la venta de los cuentos de los hermanos Grimm en la zona de ocupación inglesa, ya que los ingleses los consideraban como una prueba de la supuesta maldad de los alemanes durante la guerra.

La actual edición (1996 y 2004) de las versiones originales de los hermanos Grimm fue publicada por Hans-Jörg Uther. La primera traducción al español fue hecha directamente del alemán, en 1879, por Don José S. Viedma (1831-1898).

Listado de cuentos de hadas de los hermanos Grimm:

Los seis cisnes
Rapunzel
Gachas dulces
La lámpara azul
La hija de la Virgen María
Las tres hilanderas
El lobo y las siete cabritillas
La serpiente blanca
El gato y el ratón hacen vida en común
El fiel Juan
Los tres enanitos del bosque
La paja, la brasa y la alubia
Las tres hojas de la serpiente
El sastrecillo valiente
Los dos hermanitos
El acertijo
El ratoncillo, el pajarito y la salchicha
Los músicos de Bremen
El hueso cantor
Los tres pelos de oro del diablo
La doncella sin manos
La bola de cristal
La doncella Maleen
La bota de piel de búfalo
La tumba
El Rey Rana o el Fiel Enrique
El viejo Rinkrank
El tambor
Las tres lenguas
El lebrato marino
El piojito y la pulguita
Un buen negocio
Los doce hermanos
El músico prodigioso
Gentuza
Juan sin miedo
El enano saltarín o Rumpelstiltskin
Los tres pajarillos
Piñoncito
El hábil cazador
El perro y el gorrión
El agua de vida
Los siete cuervos
Juan el listo
El sastre en el cielo
El destripaterrones
Dama duende
El pescador y su mujer
El amadísimo Rolando
El pájaro de oro
El señor Korbes
Los duendecillos
La mesa, el asno y el bastón maravillosos
El ladrón fullero y su maestro
La Muerte, madrina
Elsa la lista
Verdezuela
Pulgarcito
La boda de Dama Raposa
La novia del bandolero
El señor padrino
El viejo Sultán
El morral, el sombrerillo y el cuerno
Hänsel y Gretel
Los dos hermanos
La reina de las abejas
Las tres plumas
La oca de oro
La Cenicienta
La novia del conejillo
Los doce cazadores
Los tres favoritos de la fortuna
Seis que salen de todo
El lobo y el hombre
El lobo y la zorra
La alondra cantarina y saltarina
El zorro y su comadre
La zorra y el gato
El clavel
La pícara cocinera
La ondina
Hermano Alegre
El jugador
Madre Nieve
El pájaro del brujo
El enebro
Juan se casa
Los niños de oro
La zorra y los gansos
El joven gigante
El gnomo
El rey «Pico de Tordo»
Federico y Catalinita
«Bestia peluda»
Yorinda y Yoringuel
La muerte de la gallinita
Juan con suerte
El pobre y el rico
El rey de la montaña de oro
El cuervo
Caperucita Roja
La campesina prudente
El doctor Sabelotodo
El reyezuelo y el oso
Gente lista
Cuentos del sapo
El pobre mozo molinero y la gatita
El judío en el espino
El sastrecillo listo
Los dos caminantes
Juan Erizo
La camisita del muerto
Las correrías de Pulgarcito
Los dos príncipes
El listo Juan
El espíritu embotellado
El féretro de cristal
Los siete suabos
Los cuatro hermanos ingeniosos
El mugriento hermano del diablo
El sol revelador
El chiquillo testarudo
Un Ojito, Dos Ojitos y Tres Ojitos
Los tres haraganes
La novia blanca y la novia negra
Los tres cirujanos
Los tres operarios
El príncipe intrépido
La pastora de ocas
La lechuga prodigiosa
La vieja del bosque
La bella durmiente del bosque
Los tres hermanos
El diablo y su abuela
Fernando Leal y Fernando Desleal
El horno de hierro
La hilandera holgazana
La bella Catalinita y Pif Paf Poltri
La zorra y el caballo
Las princesas bailadoras
Los seis criados
Juan de Hierro
Knoist y sus tres hijos
Las tres princesas negras
La muchacha de Brakel
El corderillo y el pececillo
Los fámulos
Blancanieves
Blancanieves y Rosarroja
Monte Simeli
Inconvenientes de correr mundo
El borriquillo
Los ducados caídos del cielo
La ondina del estanque
La liebre y el erizo
El hijo ingrato
La zanahoria
El hombrecillo rejuvenecido
Nuestro Señor y el ganado del diablo
La viga
La vieja pordiosera
Los doce haraganes
El zagalillo
Los ochavos robados
Elección de novia
Una muchacha hacendosa
El gorrión y sus cuatro gurriatos
El cuento de los despropósitos
El cuento de las mentiras
Enrique el holgazán
Cuento-acertijo
El rey de los ladrones
El grifo
El pobre campesino, en el cielo
La casa del bosque
El fornido Juan
Elisa, la flaca
Hay que compartir las penas y las alegrías
El reyezuelo
La platija
El alcaraván y la abubilla
El búho
La luna
La duración de la vida
Los mensajeros de la muerte
Cascarrabias
La pastora de ocas en la fuente
Los desiguales hijos de Eva
Los regalos de los gnomos
El gigante y el sastre
El clavo
El pobre niño en la tumba
La novia verdadera
El huso, la lanzadera y la aguja
El labrador y el diablo
Las migajas de la mesa
La espiga de trigo
La llave de oro
San José en el bosque
Los doce apóstoles
La rosa
La pobreza y la humildad llevan al cielo
El divino manjar
Las tres ramas verdes
La «copita de la Virgen»
Las bodas celestiales
La viejecita
La vara de avellano[/align]


Este tema tiene 14 respuestas
Usted debe ser un miembro registrado y conectado para ver las respuestas de este tema.

Durante dos décadas ha habido varios senderos para mejorar la salud de los pacientes con ciertas enfermedades pero sin éxito potencial. Algunas compañías farmacéuticas solo pueden producir medicamentos sostenibles que pueden reducir dolores, ataques o hacer que los pacientes se sientan mejor que antes. Los medicamentos aprobados científicamente se anunciaron en platafor[…]

I am Dina (2002)

Alguien me la puede pasar?

Totalmente de acuerdo, además creo que es un tema importante asegurarse de tener un certificado de autenticidad cuando tenemos algo valioso como una obra de arte, un autógrafo etc... Yo también uso https://certificadoautenticidad.com/ cuando necesito información sobre este tipo de certificados o información.